mundoknopfler: LA MÚSICA DE KNOPFLER VISTO DESDE OTRO PRISMA

9/9/11

ON EVERY STREET --20 ANIVERSARIO--

9 de septiembre de 1991, recuerdo aquel día perfectamente. El nuevo y esperado disco de mi banda favorita “dire straits” salía a la venta. Recuerdo ver las tiendas de discos atestadas de gente comprándolo, también había posters, y por supuesto la música de fondo era el propio disco. No es para menos, ya que después del gran éxito comercial de la banda “brothers in arms” todos llevábamos 6 largos años esperando un nuevo álbum. Mark Knopfler quedó un poco exhausto de su anterior gira y se tomó la cosa con calma.


Una aparición en el estadio de Wembley para celebrar el 70 aniversario del por entonces encarcelado Nelson Mandela en 1988 encendió todas las luces de alarma sobre la posible separación del grupo, seguida por la posterior edición del recopilatorio “Money for nothing”, sin embargo una aparición en el festival de Knebworth puso al planeta en alerta acerca de un nuevo disco de Dire Straits cuando el propio Knopfler presentaba un nuevo tema, “Think I love you too much” comentando que es un tema que podría estar en el nuevo disco de Dire Straits.



Sin embargo a priori, ni el single “calling Elvis” ni el disco “on every street”, tuvieron el éxito inmediato esperado. Hubo división de opiniones tanto de los críticos musicales, como de los propios seguidores de la banda. Para ser sinceros, “calling Elvis” no tiene enganche alguno como single. Digamos que algunos nos quedamos con un sabor agridulce. Como viene siendo habitual en este blog, vamos a escuchar algo fuera de lo común, algo como siempre visto desde otro prisma. En esta ocasión os traigo algo inedito, se trata de calling elvis pero en una mezcla sin la guitarra de Knopfler. Así podemos escuchar con más nitidez, todos los demás instrumentos y arreglos del tema. además sin el fader final, asi que está integro. que lo disfruteis!!



On every street resume toda la esencia musical de knopfler, tanto de lo que ofreció hasta entonces con d.s, como con lo que posteriormente ha ofrecido en solitario. Digamos que el sonido de “on every street” se queda entre dos aguas. No es de extrañar que algunos seguidores consideren éste el “primer” disco de MK en solitario. Es por ello por lo que a día de hoy, quizás siga siendo el disco más querido y la vez mas despreciado o subestimado por muchos de los antiguos seguidores de MK.




Meses antes, cuando MK le dijo a John Illsley que tenía un puñado de buenas canciones y que quería hacer un nuevo disco, ¡ estaba en lo cierto!. On every street es el disco más extenso de los seis que componen la discografía de dire straits. El álbum cuenta con 12 temas, eso sin contar con el gran número de descartes que hubo.

ON EVERY STREET:

CALLING ELVIS
ON EVERY STREET
WHEN IT COMES TO YOU
FADE TO BLACK
THE BUG
YOU AND YOUR FRIENDS
HEAVY FUEL
IRON HAND
TICKET TO HEAVEN
MY PARTIES
PLANET OF NEW ORLEANS
HOW LONG

Los descartes y caras b fueron:

MILLONARIE BLUES (cara b de calling elvis)
KINGDOM COME (cara b de heavy fuel)
THINK I LOVE YOU TOO MUCH (descarte, fué grabado para Jeff Haley.)
THE LONG HIGHWAY (descarte, oficialmente publicado como cara b the “what it is” en 2000).
Aquí podemos escuchar este último y maravilloso descarte, en una grabación pre-on every street. un tema realmente bueno, con todos los ingredientes Knopflerianos que se puedan utilizar. Dire Straits 100%.




El disco tardó bastantes meses en ser grabado, cosa poco habitual en la banda. Y es que MK se pasaba horas leyendo y viendo la guerra del golfo en la TV. A estas alturas parece ser que no le importaba demasiado tener a su disposición los servicios de Air Studios durante tantos meses. Tampoco escatimó en la colaboración de nuevos músicos, y es que estaba claro que dire straits más que una banda, era ya un proyecto unipersonal por y para la figura y servicios de Knopfler. Para ello Mark se rodea, aparte de los miembros oficiales de d.s (illsley, Clark y Guy) de los siguientes músicos de estudio:

Danny Cummings: percusión
Paul Franklin: steel guitar y pedabro
Phil Palmer: guitarra
Vince Gill: voz
Manu Katché: batería
Jeff Porcaro: batería (excepto heavy fuel)
Chris White: saxofón

Sin duda una de las claves del sonido de on every street es esta elección de grandes músicos. .

Knopfler quiere acercarse más al lado folk o country, y por primera vez se incorpora una steel guitar al sonido straits . Paul Franklin, quien ya colaboró un año antes con los notting hillbillies está muy presente en este disco.

Jeff Porcaro, baterista de gran prestigio, es otro de los grandes músicos de on every street. Por desgracia, Jeff se había comprometido ya con su banda, Toto, para salir de gira ese mismo año, por lo que fue sustituido por Chirs Witten para la gira. Desgraciadamente, Jeff Porcaro falleció víctima de una reacción alérgica en el jardín de su casa en Los Angeles, mientras Dire Straits estaban dando los últimos conciertos de la monstruosa gira “On every street”.

Cabe también destacar la aportación en el disco del mismísimo George Martin quien condujo las cuerdas junto con Alan Clark. O la voz del Country Vince Gill, quien rechazo la invitación de Mark a que les acompañase de gira como guitarrista, para comenzar su carrera en solitario. Vince y Mark se conocieron en la grabación de Neck and Neck.

Este disco es el inicio de relación de personas que van a colaborar de aquí en adelante con MK hasta el día de hoy, como por ejemplo el productor Chuck Ainlay o el percusionista Danny Cummings. Y como no también recurre a los de siempre como el ingeniero Neil Dorfsman o el saxofonista Chirs White.

On every street presenta una cubierta formidable, donde se puede entrever la figura de MK recostado con los pies sobre una mesa de mezclas. Entre tonos azules y blancos, como casi todos los discos de DS. Es un diseño muy americano, como la música que ofrece. Y es que OES entrega un poco de rock, blues, pop, jazz, o country, todo ello mezclado con el saber de Knopfler. Quizás esta amalgama de colores fuese el detonante de que no cuajara entre sus más acérrimos seguidores. Pero no olvidemos una cosa importante, y es que en realidad la discografía de DS (y de MK) siempre ha sido así de evolutiva, cada álbum nos trae nuevos sonidos. Pero claro, con OES fue diferente, porque se dio un paso demasiado alejado al sonido anterior ofrecido. Recuerdo ver como algunos se echaban las manos a la cabeza por ver como por primera vez, la guitarra de MK no era la pieza fundamental del rompecabezas, dejando paso a otros instrumentos, o “rivalizar” una disputa de fraseos con la propia guitarra de Knopfler. “

Guitarra que sonaba “diferente” esta vez. Durante estos años sin la edición de un nuevo disco de los straits, Knopfler colaboró y apareció por motivos diversos, pero siempre con una nueva guitarra, una Pensa Suhr hecha exclusivamente a su medida por el lutier John Sur, que trabajaba para Rudy Pensa en su tienda de guitarras en Manhattan. Esta guitarra, diseñada en una servilleta de papel en una comida entre Mark, Rudy y Pensa, junto con la fuerza de la amplificación Soldano son los responsables del sonido de Mark durante los últimos años 80 y primeros de los 90.

Podríamos decir que on every street es el disco con un sonido más americano (quizas junto con making movies) de toda la discografía de dire Straits. Y es que, en teoría, todo se engendró en la casa que Mark había comprado por aquellas fechas en Long Island, muy cerca de su casa de siempre en N. York.
Las experiencias previas grabando en Nashville con Chet Atkins, así como el disco y gira con sus amigos Brendan Croker, Steve Phillips y Guy Fletcher bajo el nombre de “The Notting Hillbillies” influyeron a su vez en el estilo de este nuevo disco, especialmente por el sonido de la Pedal Steel Guitar de Paul Franklin, y los coros típicamente nashvilianos de Vince Gill.

Pero entremos en materia para analizar las canciones. Por alguna extraña razón, a alguien de la compañía discográfica, o tal vez desde el propio equipo de knopfler, se le ocurrió la “brillante” idea de dejar fuera del álbum a ciertas canciones que, sin duda, le hubieran dado otro carácter distinto al disco. En otras ocasiones, los descartes se ven claramente como no encajan en el concepto del álbum, como en su último trabajo “Get lucky”. Pero en el caso del disco del que estamos hablando, precisamente es al contrario. Cualquier descarte suena más a on every street que por ejemplo “my parties”, por poner un ejemplo. Por no hablar de la calidad de estos descartes, por ejemplo “millonarie blues” o “the long highway” son canciones de una calidad tremendamente superior a muchas del propio disco. También tienen más fuerza y son más comerciales, cosa que hubiera hecho vender más copias del disco, seguramente. Así que la única razón que se nos antoja por la que estos no fueran incluidos en el disco, sea que el disco se acercara demasiado al terreno del blues, teniendo un sonido muy común entre ellos. Y alguien (knopfler ¿) quisiera precisamente lo contrario, la diversidad y los “nuevos” sonidos. Pero de nuevo nos encontramos ante una contradicción, ya que llama la atención el contraste entre la "atrevida" evolución que se muestra en conjunto y el empeño en incluir descaradamente clones de MFN y WOL como reclamos comerciales. Para concluir, algunos seguidores seguimos pensando que si la selección de los temas se hubiera realizado de otra forma, el último disco de dire Straits, hubiera tenido otro carácter, y otro destino.

Como anteriormente comenté, calling elvis no es de lo más interesante del disco, aunque otra cosa es su versión en directo, realmente transformada y fulgurante. Como anécdota contar que la grabación del videoclip costó 80 millones de las antiguas pesetas. Y es que knopfler autorizó que se gastaran lo mismo que costara la grabación del disco. Pero ocurrió que la grabación del disco se demoró por la pereza de Mark. Esta canción surgió, dice Knopfler, de un comentario que le hizo su cuñado quejándose de lo difícil que era contactar con su mujer porque siempre comunicaba y que era más complicado que llamar a Elvis.


La canción on every street y que da título álbum es exquisita, nos va adentrando en una atmósfera casi eterea, para finalmente sorprendernos con crescendo vibrante. La steel de Paul junto con el riff de guitarras que no conduce hasta el final, logran una armonía que pone los pelos de punta. La estructura de la canción nos recuerda a aquellas composiciones donde nos sorprende el outro final (where do you think youre going?).La parte final es una auténtica demostración de la razón por la cual Jeff Porcaro fue elegido bateria para este disco, nadie como él para convertir un ritmo de bateria en un pasaje inólvidable.

When it comes to you es un tema que funciona. Knopfler lo tocaba anteriormente con the notting hillbillies, aunque evidentemente había que pasarlo por el filtro Straits para quitarle un poco el toque hillbilly. El resultado es una canción fundamental en el disco, digamos que da un poco de aire fresco al disco.Os dejo con una versión de esta canción tocada con los hillbillies, antes de ser grabada.


Fade to Black es un acercamiento al blues, o al jazz. Con una guitarra magistral y un sonido extremadamente sensible. Aquí la steel guitar roba protagonismo, y no será la única ocasión. Este tema crea un ambiente poco usual en la discografía.Acerca de este tema, Knopfler comentaba que tuvieron que retocarlo muchas veces, ya que sonaba mucho mas alegre de lo que debería. En aquellos tiempos Mark Knopfler era muy conocido entre sus compañeros por su perfeccionismo.

The bug es un tema con claras intenciones comerciales, aquí Knopfler se limita a la guitarra rítmica, juega con los bordones como hizo en anteriores ocasiones (walk of life, two young lovers) y deja que la pedal steel tome las riendas. El disco fué grabado "en directo" (salvo algunos overdubs posteriores), con todos los músicos presentes tocando a la vez. Esto hizo que algunas canciones tuvieran muchas tomas hasta llegar a la toma final. en concreto esta pieza fué la que, al parecer, más se resisitió, con un total de 8 tomas.

You and your friends es increible, nos puede sonar a brothers in arms, pero con acentos renovados. El duelo final entre Franklin y Knopfler crea una atmosfera realmente sobresaliente. En mi opinión es uno de las piezas claves del disco.

Heavy fuel, parece que aquí Knopfler se vio obligado a continuar con la senda de Money for nothing y crea otro tema puramente comercial. El texto de esta canción hace un guiño al propio Money for nothing. Musicalmente tiene poco que mostrar, más allá de su intención comercial.

Y llegamos a un momento en el disco digno de mención, otra pieza clave del álbum, hablamos de iron hand. Uno de esos temas en los Knopfler expresa toda su magia. Iron hand es magistral, tanto por su texto, donde Mark nos habla de nuevo temas políticos y habla de nuevo conflictos bélicos como hizo tantas veces en el álbum Brothers in arms.

“Bueno es una pena pero todo esto lo hemos visto ya antes
los caballeros en su armadura, los días de antaño
los mismos temores y los mismos viejos crímenes,
no hemos cambiado desde los tiempos antiguos”

Musicalmente hablando, el tema es una joya, un diamante pulido al más estilo knopfler.

Ticket to heaven, otra joya de la corona. Con unos arreglos magistrales, con aires nostálgicos Knopfler nos transporta de nuevo en esta balada con aires folk o country, a un terreno casi divino.

My parties es algo mas jovial, con toques más cercanos al pop, un tema que se destaca claramente del resto, y no precisamente por su grandeza. En mi opinión, es la canción más mediocre del disco, por no decir de toda la discografía. Hubiera funcionado perfectamente como descarte, más viendo la calidad de los temas que se quedaron fuera.

No ocurre lo mismo con el siguiente y majestuoso corte, Planet of new orleans, que quizás sea la última gran composición con mayúsculas del repertorio de los Straits, casi a la altura del mismísimo telegraph road o tunnel of love. Una de esas obras épicas, memorables para el resto de nuestras vidas. Esta canción surgió en 1979, cuando el grupo visitó New Orleans por primera vez. La canción comienza diciendo “apoyado en una esquina, entre Tolouse y Dauphine” y según Illsley en esa esquina exacta estaba el hotel donde se alojaron durante el primer contacto con la ciudad.


How long es un corte más cercano al country americano, aunque con la inconfundible guitarra Pensa distorsionada de por medio. "Si un europeo, dice Mark, escucha how long, seguramente dirá que es un tema country. Pero sin embargo en cualquier emisora country de Norteamérica, te lo tirarían a la cara". De cualquier forma, esa mezcla es lo que ha caracterizado a la música de knopfler desde el principio, algunas veces se ha acercado más a un terreno que a otro, pero en definitiva no hay un estilo musical directo.

On every street, lleva vendido algo más de 8 millones de copias, no cumplió las expectativas de ventas, ni mucho menos se acercó al éxito comercial de Brothers in arms. Quizás porque el propio Brothers dejó el listón muy alto, quizás porque se publicó en otra década o quizás por el estilo del propio disco. El caso es que si preguntas a los propios seguidores de la banda, muy pocos señalarán este disco como su favorito.

Se da la particularidad de que cuando el disco salió a la venta, Dire Straits llevaban ya varias semanas de gira, ya que ésta arrancaba el 23 de agosto en el antiguo The Point de Dublin, en aquellos conciertos los fans pudieron deleitarse con varios temas que no salieron en el disco como “Think I love you too much”, o “The long highway”.

Sin duda on every street es un disco a tener en cuenta en la discografía de dire Straits. A título personal, pienso que es de los discos más interesantes de todos ellos. Está grabado con todos los músicos tocando a la vez y eso crea un clima especial. En él se resume toda la evolución desde aquel primer éxito sultans of swing. Si analizamos tema por tema, quizás sea un álbum, que sin contener demasiadas obras memorables, sí que cada canción cumple con creces su cometido. Además el disco suena tremendamente bien, con una producción exquisita. En mi opinión, on every street es musicalmente hablando, más interesante que el mismísimo Brothers in arms, y que algunos otros discos de la banda. Puede que sea el disco de dire Straits al que he dedicado (y dedico) más escuchas, quizás porque haya sido publicado en una época especial para mí, o quizás porque el lanzamiento de los demás discos me cogió con otra edad más temprana y los viví de diferente forma. El caso es que ha día de hoy, puedo decir sin temor que on every street es mi disco favorito de mi banda favorita.
Hoy, 20 años después, Mark Knopfler ha publicado ya el mismo numero de discos en solitario que bajo la firma de la banda. En algunas ocasiones me pregunto si me gusta más dire straits o Mark Knopfler, y no tengo respuesta para ello, ni la tengo que tener, pero tengo claro que el punto de unión entre ambos extremos es on every street. Desde aquí invito a todo aquel que no ha escuchado aún este álbum, que lo descubra, lo escuche con tranquilidad y encontrará un disco de gran calibre musical. Y por supuesto, a todos los seguidores que lleven tiempo sin escucharlo, seguro que se asombrarán de nuevo con él.

si aún no tienes on every street lo puedes comprar aquí:
comprar on every street




gracias a Julio Bricio y Jose brihuega

13 comentarios:

stratosergio dijo...

Genial post!

IPA dijo...

Hace tiempo que tenía un poco dejaba, olvidada, apartada, Calling Elvis, quizás porque la machaque mucho con los conciertos de la gira. El caso es que oy la he redescubierto con esa versión que has puesto, sobre todo la batería, impresionante. De donde ha salido semejante joya?

NICO GOMEZ dijo...

bueno, este blog tiene varias joyas como esa, buscalas.
vendrán más joyas, a su tiempo ;-)

rberasategui dijo...

No lo había comentado con nadie, pero a mi desde hace 20 años Planet of New Orleans también me parece la mejor canción del disco.
En cuanto a las típicas críticas al disco por ser diferente, creo que una de las muchas grandezas de MK es precisamente NO haber repetido lo mismo siempre como la gran mayoría de músicos. Y que el Love Over Gold era el más anticomercial, diferente y con solo 5 canciones...y sin embargo engrandó la leyenda Straits.

roberto

Brunno Nunes dijo...

Bravo!!!!

La materia preciosa, digna de un gran conocedor de la banda, especialmente la forma en que se trataron aspectos relacionados con este último álbum de Dire Straits.

Yo estaba encantado con todo, comparto sus puntos de vista, en mi opinión, los puntos altos de este álbum son canciones como You and your Friend, Iron Hand y Planet of New Orleans, para mí este es un fantástico OES Trinidad. Está claro que ha olvidado cómo joyas como la canción On Every Street, Fade to Black, Ticket to Heaven, WHEN IT COMES TO YOU, HOW LONG.

Me gustaría aprovechar esta oportunidad y pida su autorización puedo publicar su historia en mi blog sobre los Dire Straits, sería un honor, porque era muy importante.

Obviamente, me acordaré más de su blog, que le da todo el crédito por la materia.

Espero su respuesta, mi e-mail>> brunnowest@yahoo.com.br
Lo siento por mi pobre español.

Gracias

Sansa dijo...

Hola Nico... muy buen artículo como siempre.

Para mi On Every Street también es un disco especial porque es el primero que salió de la banda estando yo esperándolo ya que empecé a seguirlos con el Brothers in Arms ya editado y a raíz de ver un concierto suyo en TV... el del Wembley Arena, ese que nadie a visto :-P

Creo que como a todos, el disco al principio no me cautivó, pero lo que siempre tuve claro es que la calidad del sonido es excepcional, al igual que la de todos los discos de Mark en solitario.

OES no es de los discos que más oigo, de hecho últimamente lo que más escucho son los discos de MK... y es que creo que a los fans, los gustos también evolucionan con el tiempo.

RubyTuesday dijo...

Estupendo blog que encontré por casualidad!.Soy gran admiradora de D.S. especialmente de Mark Knopfler y me parece genial poder aprender más de su música gracias a tus ilustradísimos post. Gracias y adelante!

Rvalenzuela dijo...

Estupendo análisis del disco, particularmente me agrada mucho ya que su sonido es muy original respecto a sus discos anteriores. Una evolución que a muchos les hes difícil entender Saludos desde Perú.Rvalenzuela

MK for ever dijo...

Gracias, Nico.
Me has alegrado este año, que pinta tan raro.
Me encanta DS y MK, y me gusta como los destripas, jeje!.
Voy a leer cada post tranquilamente, porque tu blog es una maravilla. Por favor, sigue.
Feliz año.

Anónimo dijo...

he encontrado el blog por casualidad, es genial... gracias por compartir tus conocimientos y tu buen gusto musical.
gracias de nuevo.
P.D.: creo que saldrá como Anonimo, pero es que no se hacerlo de otra forma.

NICO GOMEZ dijo...

gracias!
pero, quien eres? no firmas el comentario

Pedro dijo...

Hola Nico, la verdad quería felicitarte por está entrada de tu blog, me siento identificado contigo porque On Every Street es un disco que he escuchado por años, y realmente es una joya y también el mejor disco de la banda, aunque diciendo esto no desmerezco nada de lo de Mark o los Dire, que siempre supieron tener temas tremendos. Justo me estaba preguntando sobre el tema On Every Street, veo que has investigado y seria fascinante saber de que se trata la letra, tal vez una canción de amor? Que opinas? Y Planet Orleans uno de los mejores solos de guitarra además del Saxo claro. Saludos y te felicito por tu blog. Peter.

NICO GOMEZ dijo...

hola pedro. me alegro que guste el blog y gracias por comentar!.
sobre la cancion on every street. realmente es una letra bastante compleja, yo creo que son de esas canciones que uno escribe frases sin conexion y que luego pueden tener un contexto cuando las une.
he consultado con vaios experto en knopfler y todos coincide en que, aparte de ser un letra bastante compleja sin sentido, si que parece ser una letra basada en un personaje que lo esta pasando realmente mal, parece estar buscando "en cada calle" a esa mujer? quien se fue con otro. "three-chord symphony", una sinfonia de tres acordes es un blues, y ya sabemos el significado de blues. pues eso...
espero que bucees en los dems articulos del blog. seguro encontraras algo interesante.
gracias de nuevo peter.